david foster wallace algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer

Aunque temporalmente ya queda algo lejana la experiencia del autor, no pierde ni un ápice de frescura e interés. Se podría definir como el ensayo hecho comedia. El autor maneja de forma muy amena la narrativa cínica que te mantiene al borde de la carcajada. Nos narra con detalle su experiencia en un crucero de lujo y no tiene desperdicio como radiografía de lo que acontece y rodea este tipo de experiencias, en el contexto del año 1995 y un crucero por el Caribe.